Buscar
  • The Barber's Spa

Mascarillas faciales para hombre: cómo, cuándo y por qué debes usarlas.

Hay una mascarilla para cada necesidad y este producto cosmético es el paso imprescindible para tener buena cara.



El cuidado facial hace tiempo que dejó de entender de géneros y menos mal porque no hay nada más agradecido que una piel bien cuidada. Además de aplicar la rutina diaria de sérum e hidratante, nunca viene mal un toque extra de cuidados. Y para este paso de más, The Barber´s Spa te explica por qué sí debes aplicar mascarillas a tu rostro.

Otra ventaja es que existen en el mercado tantas mascarillas como problema quieras tratar. Si todavía estás algo reticente a usar mascarillas aquí te dejamos la guía definitiva y sus beneficios explicado por The Barber´s Spa.

¿ Por qué es bueno utilizar de vez en cuando mascarillas ?

Tratan la piel con un poder concentrado que la dejará suave, lisa y energizada. Son esenciales para completar cualquier rutina de belleza. Pueden hidratar la piel, detoxificarla, quitar grasa, mejorar la circulación, la apariencia de los poros, y mucho más.

¿ Cada cuánto me puedo poner una mascarilla ?

Antes se recomendaba una o dos veces a la semana, pero hace unos años irrumpió en nuestras vidas el multimasking por influencia coreana y su tradición de utilizar mascarilla todos los días, eso sí, con diferentes beneficios. Así que se podrían utilizar mascarillas a diario combinando diferentes mascarillas según las necesidades de la piel. Uno o dos días a la semana reductora de poros, otro día o dos días hidratante, otra de luminosidad….

En formato toallita, en crema… ¿cuáles son las mascarillas más eficaces?

No hay unas más eficaz que otras, sino que una textura o formato es más recomendable según los ingredientes o el objetivo a conseguir. Las mascarillas en tejido son recomendables cuando quieres que actúen en todo el rostro, como las de ácidos exfoliantes, o de hidratación con ácido hialurónico, con vitamina C… Son activos que necesitan ponerse uniformemente en todo el rostro y con un efecto oclusivo.


Por otro lado, las de crema o arcilla nos permiten tratar el rostro por áreas. Si por ejemplo se quieren reducir los poros, se coloca solo en las áreas donde hay poros visibles, o matificante para aquellas zonas con más grasa… Esto es muy interesante para los hombres que suelen tener la zona T muy grasa, suelen tener poros, y suelen tener falta de luminosidad en el cuello y en la zona de las mejillas.


La textura en crema también nos permite, por ejemplo, dejar una mascarilla hidratante toda la noche en una piel seca. Dejar la mascarilla por la mayor cantidad de tiempo posible ayuda a que los ingredientes nutran mejor tu piel.


Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios de las mascarillas y cómo usarlas, te invitamos a que vengas a The Barber´s Spa y te pongas en manos de nuestros expertos.


2 visualizaciones0 comentarios